Me gusta

viernes, 25 de agosto de 2017

Ahora o nunca



Estaba dispuesto a tomar una de las decisiones más importantes de mi vida. Me incitaba el deseo de alcanzar mi objetivo hasta tropezar con mis propios miedos. No obstante, era el momento. Decidí arriesgar, intimidado; esperando una respuesta positiva. Unos pasos más hacia delante… Mis pies pesaban como losas de acero. Mi futuro desfilaba fugaz ante mis ojos. Noté el calor que emana de la esperanza, un gesto de validez en su leve sonrisa. Sin embargo, sentía como se tambaleaban cada uno de mis huesos y se erizaba mi piel. Pero tenía que hacerlo; era demasiado tarde para dar marcha atrás. Destino y azar me rondaban ansiosos de actuar. Avancé hasta el límite de lo infranqueable, donde con coraza era imposible traspasar tan delicada piel. Ambos nos desnudamos a la incertidumbre. Miré aquellos labios humedecidos; tiritaba de celos por adueñarme de ellos el primero. A escasos centímetros, un impulso me llevó a estrecharla en mis brazos. Era ahora; el nunca, jamás, fue. Y, acto seguido, la besé.




8 comentarios:

  1. No olvidar el corazón. En ese momento uno es todo corazón. El cuerpo entero te late.

    Saludos y saludes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Llevas toda la razón. Las pulsaciones van a mil por hora, je, je.
      Un abrazo. =)

      Eliminar
  2. Hola Sole, ;)
    Qué alegría leerte de nuevo.
    El primer beso y todas las emociones que despiertan.
    Ains.. el miedo como puede perjudicar y tirar para atrás, por suerte fue chico listo. ¡Muy listo!

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapísima. Te debo una visita por tu casa virtual. Ya mismo estaré por allí, a ver si, poco a poco, me voy poniendo al día. ;)
      Un abrazo. =)

      Eliminar
  3. Me has trasladado a cierto instante de mi vida en que también fue un ahora o nunca. Aún me alegro de que me venciera el ahora.
    Un abrazo Soledad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bien hecho! Creo que siempre hay que intentarlo, sobre todo si ves esas señales que te empujan a dar el paso.
      Gracias por la visita, Bruno. ;)
      Un abrazo. =)

      Eliminar
  4. Cuesta ser valiente, a veces. Yo no soy tan mandado, y sumado eso a mi nata fealdad, todo se me torna nunca, ja.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué exagerado! Je, je. Pues el "nunca" no es una buena elección nunca. =P
      Saludos. =)

      Eliminar

Gracias por regalarme un poquito de tu tiempo.

Small Pencil