Me gusta

miércoles, 19 de agosto de 2015

Ya no juego contigo

 


Eres una adivinanza que no consigo resolver;
y es que tus pistas me despistan hasta el punto de doler.
Me regalas versos que emanas de tus entrañas
con palabrería barata que fraguas de tus musarañas.
Descifrar tus enigmas se ha convertido en mi batalla,
no me dejas otra estratagema que declararte la guerra dándote tralla,
y anticiparme a tus pasos en un camino de piedras con los pies descalzos,
para acabar como una idiota arrojándome a tus brazos.

Es la última vez que intento desenredar esta maraña,
que después tengo que ir detrás uniendo los trozos que tú arañas.
Ya me he hartado de armar puzzles y de romperme la cabeza,
y de consumir medicinas para acabar con las migrañas,
que me produce el ser más díscolo de la naturaleza.
Cada acertijo me aproxima al borde de un precipicio,
Y, ¿sabes qué te digo? ¡Qué ya no juego más contigo!


¡Y ahora no respiro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por regalarme un poquito de tu tiempo.

Small Pencil