Me gusta

martes, 8 de diciembre de 2015

El mutante



Nuevamente se enfrentaban cara a cara Badman y Superwoman.


Cuando ella conoció a Goodman, era un tipo normal. En ocasiones, transitaba la delgada línea entre el bien y el mal. Aquellas sustancias que ingería le hacían mutar a un estado de enajenación, transformándole en una persona malvada. Superwoman, usando sus dotes de persuasión, siempre le marcaba el camino correcto. Juntos tenían una misión. No obstante, ahora ella había perdido todo su influjo sobre él; nada podía frenar a este individuo tan despiadado. Bajo la nueva identidad de Badman, este optó por un cambio de bando.

Después de quince años luchando inseparables contra los adversarios que se interpusiesen en su camino, aquel personaje decidió unirse, definitivamente, al lado oscuro. Sin elección por parte de ella, se convertirían en rivales hasta que la muerte los separase.


—No te saldrás con la tuya dijo él con espontánea naturalidad.

Nunca he querido que fuésemos enemigos. Pero no puedo soportar todo el daño que nos estás causando. Y pensar que una vez fuimos aliados…

Querías que fuese invisible, ¿verdad? Quizá pronto dejes de verme.

¿Me estás amenazando? —replicó Superwoman—. Puedo leer tu mente, estás planeando algo terrible, lo sé. Esta vez no me dejaré atrapar en tu telaraña. No tardarán en llegar los refuerzos. ¡Ya te he desenmascarado!

Alguien como yo no tiene miedo. Recuerda que conozco tu debilidad —advirtió Badman con tono amenazante.

Aléjate, no tienes ningún poder sobre mí. ¡Ya no! Tú no eres invencible. No dejaré que los destruyas a ellos también.

¿Acaso te consideras una heroína? Haz lo que quieras con esos pequeños monstruos. No me interesan. En cambio, tú…

¿Por qué dibujas esa sonrisa macabra? ¿Qué escondes tras tu espalda? —preguntó Superwoman mientras observaba atenta los movimientos de Badman—. ¡¡Suelta ese martillo, por favor!!

¡Arderás en el infierno, querida! —exclamó el hombre mientras alzaba su maza en el aire.

....

Una multitud de sirenas anunciaban la llegada de unos auténticos superhéroes. Estos lucharían por salvar la vida de aquella Superwoman y atraparían, de una vez por todas, a ese terrible villano que tenía por marido. 


Aportado para el Concurso de Villanos Extraordinarios de El Círculo de Escritores.

44 comentarios:

  1. Qué chulo tu relato y qué bueno, Soledad!! En esta ocasión tampoco hay risas, pero igualmente me ha encantado. Espero que los superhéroes que se anuncian con sirenas lleguen a tiempo de capturar al villano y salvar a Superwoman :))

    Una historia con imaginación y corazón.

    Un besito y feliz noche de martes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Julia. Con este tipo de villanos no se puede bromear :/ Ya buscaré otra historia para sorprenderte y sacarte alguna sonrisa. =P
      Un besote. =)

      Eliminar
  2. Fenomenal metáfora Soledad. El que se nos mostró como un superhéroe, ha resultado ser el verdadero villano.
    Nada es lo que parece, y nada parece lo que es.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De un saltito puede pasar un héroe a ser un auténtico villano. También, a veces, los villanos salen fuera de los comics y de la gran pantalla.
      Gracias, compañero. Un abrazo. =)

      Eliminar
  3. Badmannnn na na na na na na Badmannnnn :P Estaba con ganas de ver el toque "pampirolés" en un relato de héroes/villanos, y está claro que no me ha dejado indiferente como viene siendo habitual. Ha sido un buen texto, pese a ser breve, da lugar a un dúo contra la maldad, y una posterior separación que enfrenta a los integrantes. Que lleguen esos refuerzos a tiempo.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta vez no ha sido tan pampirolés, jeje. Andaba pensando en crear un villano terrorífico, y, de pronto, pensé: ¿hay algo más terrible que tener un villano en tu propia casa? Y me vino esto en mente. Lo hubiera alargado más, pero me parecía innecesario.;) Un tanto abierto también para que el lector juegue con su imaginación. ;) Si una mujer se atreve a denunciar un maltrato para mí, francamente, es una super mujer; digna de calificarla como heroína. Así que un guiñito al maltrato, que basta ya, se trate de hombre o mujer, o a la inversa. Lo mismo da. Sí, llegan esos refuerzos a tiempo, al menos en mi imaginación. ;)
      Un besote. =)

      Eliminar
  4. Hola, Soledad, he puesto un mecanismo de alerta que me avise cuando hay una publicación tuya ;) para disfrutar rápidamente de la misma, porque casi siempre me arrancas una necesaria sonrisa. Esta vez no hay sonrisa pero si un profundo respeto por el contenido de este relato que con la calidad de siempre pones en palabra escrita. No me cabe duda que esos refuerzos llegarán a tiempo. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, amigo. A mí también me chiva mi blog que has publicado. ;) Esta vez es para un concurso de Villanos, así que se me ocurrió esto.
      Llegan, por supuesto que llegan.
      Un abrazo enorme. =)

      Eliminar
  5. Genial querida Soledad Gutiérrez, los buenos son los malos muchas veces (y no solo en tu relato) jejeje Besitos mi niña Muas, muas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya,jeje Lo mejor es quitarles el disfraz a tiempo.
      Un besito, guapa. =)

      Eliminar
  6. Aahh!! me encanta. La caída de los buenos hacia el lado oscuro siempre es atractiva y tú lo has transformado en un relato que llega.
    Gracias por el buen trabajo, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita y por el comentario. ;)
      Un saludo. =)

      Eliminar
  7. Cuántos villanos hay en la vida real... espero que los superheroes lleguen siempre a tiempo...
    Buen relato loqui, besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiados. =/ No, no siempre llegan, ni las Superwoman son siempre tan super... pero en este sí. =)
      Un besito, Superpoetisa. =)

      Eliminar
  8. Tú utilizaste la misma estratagema del despiste al narrar una historia de héroes y villanos metafóricos.
    Que triste el mundo donde los fingimientos y las mentiras nos saturan de verdades a medias o que no lo son en absoluto. Cuantas veces nos hacemos pasar por lo que no somos, aparentando serlo.¿No sería mejor dejar de fingir?
    Relato de los tuyos, con la fuerza de la imaginación y el sentimiento.
    ¡¡¡¡Bien!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje Sí, pero tú eres más malote. Yo voy dando pistas desde el principio. ;)
      Sí, personas que parecen buenas cuando las descubrimos son malísimas como este Badman (que por cierto por los pelos no escribo Batman viciada, jeje)
      Muchas gracias, Superhéroe. Un besote. =)

      Eliminar
  9. Genial relato, se me ponen los pelos de punta al terminar de leerlo. Ese cambio es brutal. Me ha encantado tu manera de llevarlo.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un supervillano de carne y hueso que quiere acabar con ella. ¿De qué me suena esto? Ah, sí. Esto pasa. =/
      Gracias, guapi. Un abrazo, supermami. =)

      Eliminar
  10. Te felicito. Todas esas heroínas anónimas que habitan nuestro oscuro mundo se merecían un relato como éste. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guau, qué bonito lo que has escrito. ;) Mil gracias. =)
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. ¡¡Buenísimo, Soledad!! Retratas de maravilla al supervillano más detestable que existe, el maltratador. Este subgénero de ser humano va disfrazado de superhéroe (siempre son tíos simpáticos con los de fuera y disimulan a la perfección su siniestro carácter) pero resultan dejar lo peor para casa, la faceta de supervillano que has bordado en tu relato. Espero que todos los superhéroes auténticos, sobre todo las mujeres, salgan con bien de historias como esta. Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has comentado tan ajustado a lo que quería plasmar que no voy a añadir nada más. ;)
      Muchas gracias, guapetona. Un besazo. =)

      Eliminar
  12. Has tocado un tema sensible y duro camuflándolo en una historia de superhéroes. Nos tienen engañados hasta la mención del martillo, donde nos damos cuenta que no son superhéroes de verdad, por perder esa parte fantástica. Al principio tiene un toque de humor, pero luego se pierde, y se convierte en algo totalmente serio y dramático. Ingenioso juego literario que has llevado con maestría.
    Abrazo celdíaco, Compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, un poquito se me ha escapado el humor pero lo justo, creo. ;)Tenía que utilizar también expresiones con poderes y rasgos de superhéroes, incluso he metido el martillo de Thor para ambientar. =)
      Gracias, compañero. Un abrazo desde la celda más pornográfica jeje

      Eliminar
  13. Que buen relato mi Sole!! El peor villano a veces es con quien dormimos y a quien amamos una vez. Ojalá haya más superheroína que los denuncien!! Me encantó la metáfora que empleaste. Beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, compi. Yo sé que tú le hubieses quitado el martillo y se lo hubieras estampado a él, reduciendo su cabeza. =P
      Un beso. =)

      Eliminar
  14. Hay mucho villano con máscara de héroe. Es cuestión de desenmascararlos y acabar con ellos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Pues a mí el final me ha hecho sonreír por lo inesperado. Muy bueno:)
    Besos, Soledad.

    ResponderEliminar
  16. De superhéroe a villano. Me ha gustado mucho tu relato. Espero que tengas suerte en el concurso de los relatos de Círculo de Escritores.
    Un saludo y continúa así! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapa.=) El resultado es lo de menos, lo importante es participar y poner a la cabecita en un aprieto. Es lo chulo de estos concursos. ;)
      Un abrazo. =)

      Eliminar
  17. Un relato corto con tres ingredientes: el bueno que se vuelve malo, la referencia a la violencia de género y el homenaje a esos superhéroes anónimos que recorren nuestras calles. Todo ello cocinado con tu saber hacer y condimentado con esa especia secreta tuya que le da el toque personal, ya sea en clave de humor o en serio. En este caso, podríamos decir que una mezcla entre ambos, lo cual es doblemente difícil, pues tienes dar el toque de humor manteniendo el aire serio que el tema merece. Sí, ya sé que tú no haces intención de ello, que te sale así de natural… pues mejor ¿no?
    … Goodman-Badman… genial. Ah, y el diálogo, con ese toque estereotipado de los cómics de superhéroes. Muy bueno. Te felicito Soledad. Por aquí nos leemos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isidoro. ;) No he desarrollado más el diálogo para que no se me fuese de las manos y terminar siendo incoherente o demasiado humorístico. ;)
      Muchas gracias por tu comentario. Sí, efectivamente esos eran los tres puntos que quería destacar. Me alegra que los hayas apreciado. ;)
      Un abrazo. Nos leemos. =)

      Eliminar
  18. Un ingenioso relato, repleto de guiños a los superhéroes de cómic, y una auténtica y detestable realidad bajo los disfraces y las máscaras. Espero que las sirenas sean las de la policía y lleguen a tiempo, normalmente, en estos casos, son las de la ambulancia y llegan cuando ya poco se puede hacer. Muy buena aportación, Soledad.
    ¡Abrazo, Compañera! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, compi. No seas aguafiestas que en mi cuento si llegan todos a tiempo, jejejeje =P (Lo sé que no siempre es así)
      Un fuerte abrazo, y gracias por comentar. =)

      Eliminar
  19. Bravo Soledad!! Al principio nos introduces como si fueran dos personajes que realmente son de ficción, superheroes, cuando en realidad los superheroes a los que te refieres son otros mucho más realistas y el villano uno peor de lo que pensábamos.
    ¡¡Me encanta!!
    Y el concepto de Badman/goodman aun me gusta más, ahí yo veo una historia de un verdadero superheroe que no tiene nada que envidiar a Marvel!jeje :P
    Y la verdad que el tema implícito en tu relato es la guinda del pastel, lo has descrito genial.
    Un abrazo de un lector encantado!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a intentar proponer a BaDman como supervillano a los de Marvel, a ver si cuela. =P
      Muchas gracias. Me alegro un montón de que te haya gustado. ;)
      Un abrazo. =)

      Eliminar
  20. Es muy bueno Sole, ;)
    Logras mostrar una realidad de otra manera, la Superwoman en este caso es una luchadora que teme por sus hijos, por culpa del hombre que en su día amó.

    Espero que los superhéroes logren salvarla.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  21. Sí, quiere proteger a los "pequeños monstruos" de Badman. ;)
    Muchas gracias, Irenita.
    Besos. =)

    ResponderEliminar
  22. Introducir el maltrato en esos personajes son una ideas estupenda, Soy nueva por a qui y me estáis enganchando con vuestros relatos. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te estés enganchando. ;) Ya he visto que en el último concurso también te has animado a participar. Es divertido retarnos con propuestas temáticas. ;)
      Un saludo. =)

      Eliminar
  23. Hoy en Argentina se realizó la marcha #NiUnaMenos en contra de la violencia de género. Este es un gran homenaje a esa lucha.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena que tengamos que manifestarnos por los derechos más básicos. Aquí, en España, luchamos también bajo el mismo lema.Ojalá que algún día se erradique este tipo de violencia sin sentido. ;)
      Abrazos. =)

      Eliminar

Gracias por regalarme un poquito de tu tiempo.

Small Pencil