Me gusta

sábado, 1 de agosto de 2015

Mi medio tornillo

No te lo vas a creer… ¡Me he enamorado de ti! Pero preferiría que no se lo dijésemos a nadie, que guardásemos el secreto para que nadie lo estropee. Shhh…
Abril siempre serás tú y el recorrido por tus pecas. Un beso robado, una botella de vino, un tobogán, un desliz.
En mayo bailábamos a distancia cuando sonaba nuestra canción preferida y te esperaba en mi entrada como un gnomo de jardín. 
Junio: canela en rama con vistas al mar, mordiscos deliciosos, confesiones en un bar, picaduras de mosquitos compartidas durante noches sin dormir, y quererte tanto como me podía permitir.
Julio me sorprendió convirtiéndote en mi persona favorita. Mi corazón ganó a la razón, y te adopté y encesté; tú me diste una oportunidad y no la pienso desaprovechar.
Me fuiste dejando tus miguitas de cariño como Garbancito y estaré encantada de recogerlas durante este mes. Agosto promete.

Septiembre, octubre, noviembre… aún no sé a cuantos kilómetros te sonreiré y cómo de fuerte soplaré para apagar las velas de tu pastel, pero de lo que no tengo duda es de que te buscaré y... te amaré.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por regalarme un poquito de tu tiempo.

Small Pencil